https://images.theconversation.com/files/320158/original/file-20200312-111268-16lui2k.jpg?ixlib=rb-1.1.0&rect=0%2C515%2C6365%2C3177&q=45&auto=format&w=1356&h=668&fit=crop

La COVID-19 ha estimulado el desarrollo de nuevas herramientas científicas y tecnológicas para luchar contra esta amenaza.

Tecnologías como la geolocalización, la Inteligencia Artificial, los dispositivos móviles, etc. y respuestas científicas como las vacunas pueden servir para diferentes finalidades relacionadas con el manejo de la pandemia. No obstante, tanto las soluciones como la participación de los científicos en las mismas presentan problemas sociales, éticos y jurídicos. Al mismo tiempo, la ciencia y los científicos han demostrado que pueden aportar soluciones a las crisis sociales, aportando soluciones concretas.

Con tal fin se propone la creación de una red internacional de expertos que estimule la discusión interdisciplinar, la toma de decisiones basadas en las evidencias científicas y el compromiso de los investigadores en la co-gobernanza.

¡Permanece atento/a a nuestra web y síguenos en Twitter para estar informado/a de las novedades!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *